Habilidades que tu hijo desarrollará en un campamento de verano

Enviar a nuestro hijo a un campamento de verano hace que sea fácil para llenar sus días de vacaciones con actividades sanas. Cuando apuntamos a nuestros hijos a este tipo de actividades, además de esperar que vuelva como un deportista más hábil y cantando sus canciones favoritas de las veladas nocturnas, también vendrán con nuevas habilidades adquiridas que no han tenido la oportunidad de desarrollar desde la comodidad del hogar. Y son precisamente estas enseñanzas valiosas que pueden adquirir nuestros hijos fuera de casa las que debemos priorizar a la hora de escoger el mejor campamento de verano.

 

Desarrollar habilidades de supervivencia

 

Los niños pasan la mayor parte de su tiempo en el campamento al aire libre. Están constantemente aprendiendo cómo cuidar el medio ambiente mientras se mantienen desde una posición de seguridad. Ya sea mientras van de caminata o si pasan la noche acampando en el bosque, los monitores siempre les enseña habilidades de seguridad y recursos de utilidad a lo largo de sus actividades.

Por ejemplo, los niños aprenderán cómo detectar rastros de animales, usar una brújula y observar los patrones climáticos. También aprenderán cómo construir una fogata de manera segura y extinguirla cuando hayan terminado. Los campistas también practican las habilidades de seguridad cuando practican actividades acuáticas, como nadar, kayak y esquí acuático. Saber que nuestros hijos van a adquirir una comprensión completa de cómo mantenerse a salvo cuando están al aire libre nos dará mayor tranquilidad y confianza para futuras excursiones que quiera hacer por libre cuando sea más mayor.

 

Perfeccionar otras habilidades

 

Practicar la gimnasia durante el año escolar es una cosa, pero ser capaz de sumergirse en un programa temático fortalece sus habilidades más que las prácticas cortas de una hora de duración en casa. El tiro al arco, el esquí acuático y la escalada en roca son algunas de las otras actividades deportivas que los niños pueden perfeccionar mientras asisten a un campamento de verano. Y esta es precisamente una de las principales ventajas de apuntar a nuestros hijos a campamentos especializados en algún tipo de actividad.

 

Aprender a liderar un grupo

 

Los niños necesitan tener espacio para practicar su independencia, y es por ello que los monitores de campamento siempre están buscando maneras de colocarlos en posiciones de liderazgo, donde cada niño tiene la oportunidad de aprender a comunicarse eficazmente con un grupo mientras asume un papel organizador. Las habilidades de liderazgo aprendidas en el campamento se transfieren fácilmente a la escuela y las actividades deportivas. También les aporta confianza para enfrentar nuevos desafíos a lo largo de su vida.

 

Cultivar técnicas creativas

 

La artesanía y las manualidades son los clásicos de  todo campamento, pero pueden ir mucho más allá  del típico tinte de camisetas básicas y de la confección de pulseras de tela. En un campamento de verano, los niños también pueden sumergirse en las artes creativas y aprender técnicas de actuación de teatro, de música, o de baile. El desarrollo de estas habilidades viene motivado por que mediante el juego disfrutan mostrando sus nuevas habilidades tanto a sus amigos durante el campamento como a sus familias cuando vuelven a casa.

Los programas de campamento de verano ofrecen lo mejor de ambos mundos para los niños: el aprendizaje de nuevas técnicas y la emoción por desarrollar nuevas habilidades de forma divertida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *