¿Se pueden operar las ojeras?

Operar ojeras, algo en lo que cada vez más personas están interesadas. Y es lógico, teniendo en cuenta que se trata de algo que envejece sobremanera nuestro rostro. Una mirada expresiva y vital, por el contrario, nos aporta luz y juventud. Pero el estrés, la falta de descanso o, sencillamente, la genética, puede hacer que las suframos en cualquier momento de nuestra vida. Y cuando llegan, lo hacen para quedarse.

Gracias a los avances de la medicina estética, sin embargo, hoy en día nos podemos valer de una sencilla intervención para acabar con ellas

Soluciones contra las ojeras

Por lo general, no somos conscientes de la forma y la falta de volumen que se comienza a desarrollar debajo de los ojos. Pero con operar ojeras, tendremos suficiente para terminar con este antiestético efecto. Así, acabaremos con las sustancias de desecho y la piel sobrante, lo cual mejorará el aspecto de nuestro rostro y rejuvenecerá nuestra mirada.

Para ponerle fin al horrible color amoratado que se crea con las ojeras, además, y que por mucho que descansemos, usemos cremas y evitemos situaciones de estrés, permanece, podemos someternos a un tratamiento con láser para decolorar lo más posible la zona. No se elimina toda la pigmentación, pero sí se camufla bastante.

¿Debería operarme las ojeras?

La respuesta a esta pregunta depende siempre de la persona, de lo mucho que sienta necesitar acabar con las ojeras. ¿Son motivo de complejo? ¿Le supone algún problema en el trabajo? (Por ejemplo, en caso de ser modelo o actor)

Las ojeras otorgan un antiestético efecto al rostro, que lo entristecen y lo apagan. La cirugía da una segunda oportunidad con unos maravillosos resultados. Por ello, una buena opción siempre es visitar la clínica estética y hablar con el cirujano plástico sin compromiso, para orientarnos en la medida de lo posible. Piensa que cada caso es distinto y merece una atención personalizada, y sólo en la clínica se pueden llevar a cabo las pruebas o los estudios necesarios que contribuyan a mejorar esta situación y ponerle punto y final a las molestas ojeras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *