¿Es seguro que tu hijo tenga WhatsApp?

Hoy en día, muchos padres deciden que sus hijos tengan su propio teléfono móvil, mientras que otros deciden instalarse una dual sim para permitir que los pequeños tengan un WhatsApp propio de manera controlada y sin la necesidad de contar con otro terminal para ellos.

¿Crees que es seguro que tu hijo/a tenga WhatsApp? Lo cierto es que cuenta con algunas desventajas que deben ser controladas:

La inseguridad

Aunque WhatsApp no es una red social, lo cierto es que tampoco podemos hablar de esta plataforma como un simple servicio de mensajería instantánea. Te permite comunicarte, crear grupos, compartir audios, imágenes, etc. Pero, al no tratarse de una red social, tampoco cuenta con una normativa de seguridad, como sí tienen Facebook o Twitter, que deben preservar la intimidad de sus usuarios.

La edad permitida

¿Te preguntas si tu hijo/a es demasiado joven para chatear en WhatsApp? Ten en cuenta que un menor de 14 años no puede autorizar a que alguien obtenga sus datos personales o fotografías suyas. Por lo general, las redes sociales tienen esto en cuenta. Pero, como decíamos. WhatsApp no lo hace. Así, te recomendamos que, si tu hijo/a es menor de 14 años, lleves un cierto seguimiento de lo que hace, o que compartáis cuenta.

La juventud es impulsiva

niño movil

Seguramente, en momentos tensos, pienses varias veces qué contestar a ciertos comentarios en WhatsApp. Sin embargo, los más jóvenes son impulsivos, y es posible que mensajes que envían en momentos problemáticos se conviertan, más tarde, en arrepentimiento. Esto es algo de lo que deberías hablar en el momento de tratar el asunto de si puede o no tener una cuenta de WhatsApp.

Facilidad de acoso

El acoso es algo lamentablemente extendido en los colegios e institutos, y WhatsApp puede funcionar muy fácilmente como un modo en el que agredir a los demás verbalmente.  Esto es un problema muy común hoy en día, así que debemos tener mucho cuidado con ello. Si tienes cualquier sospecha, no dudes en tirar del hilo.

Algunos consejos

En conclusión, si crees que tu hijo/a ha alcanzado una madurez suficiente para enfrentarse a ciertos problemas de comunicación y, sobre todo, si tenéis la suficiente confianza como para hablar de ello, o como para compartir cuenta de WhatsApp, te animamos a que le des la oportunidad. Pero sólo si estás segura de ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *