salud

uñas

Las manos son, en muchas ocasiones, una especie de carta de presentación, ya que en ellas podemos conocer el grado de cuidado que tiene una persona con su higiene y con su aspecto físico. Por ello, debemos otorgarle la importancia que se merecen, tanto a las manos como, en este caso, a las uñas. Por supuesto, para poder hacer esto, debemos contar con productos de calidad, como los que encontramos en tiendas como https://www.marycel.com. Pero con esto no basta, así que vamos a darte algunos consejos básicos para que las cuides como es debido.

Una buena alimentación

uñasLa alimentación influye mucho en el estado de las uñas. De hecho, a menudo, éstas reflejan una carencia grave de vitaminas o de calcio.

Para que se encuentren en perfecto estado, deberías consumir suficientes alimentos ricos en vitamina A y B, así que si tienes las uñas frágiles, tal vez este dato pueda ayudarte. Incorpora a tu dieta cereales, levadura de cerveza, tomates, pimientos rojos, zanahoria, nueces, almendras, pescados y crustáceos. Además, también te será conveniente un consumo equilibrado de lácteos, que aporten el calcio necesario.

Hidrátalas

Para hidratar adecuadamente, tus uñas, es muy aconsejable realizar un baño en aceite de oliva. Sólo tienes que dejarlas 5 minutos en remojo y luego masajearlas para que absorban todos los nutrientes.

También puedes llevar a cabo algo más sencillo: cuando eches crema hidratante en tus manos, asegúrate de que la crema también alcanza cada una de tus uñas y masajéalas con cuidado.

Cuida tus

by
síndrome doloroso rotuliano

El dolor de rodilla es uno de los principales motivos por los que muchas personas deciden usar productos como synvisc one, que cuida de las articulaciones, especialmente, en caso de artritis. Pero el dolor de rodilla no responde siempre a esta dolencia, sino que, en muchas ocasiones, es a causa del síndrome doloroso rotuliano. Habitualmente, el dolor se sitúa detrás de la rótula y hacia el lado interno de la rodilla. Cuando subes y bajas escaleras, o si te sientas mucho rato y sientes la necesidad de cruzar una y otra pierna constantemente, el dolor puede llegar a incrementarse.

Otro síntoma de esta afección es la sensación de que la rodilla falla, así como crujidos y chasquidos cuando los levantamos de la silla o nos arrodillamos.

Causas

En muchos casos, aunque no tengas ningún problema previo de rodilla, puede causarlo hacer ejercicios o trabajos que la sobrecarguen, como ir en cuclillas, la bicicleta, o subir y bajar escaleras con mucha frecuencia. Afortunadamente, se puede aliviar y eliminar el dolor con medicamentos y evitando el motivo por el que se produce.

Pero si tienes un problema como la rótula desplazada, deberás acudir al traumatólogo, puesto que poco podrán hacer por ti los típicos medicamentos para el dolor. Habrá que hacer un estudio con pruebas de imagen para conocer el estado de tu rodilla.

Tratamientos conservadores

  • Medicamentos: Se emplean fármacos cuya finalidad es fortalecer y potenciar el cartílago articular.
  • Tratamiento rehabilitador: Hay que ser persistente con él, y se conseguirá
by
hijo running

Hoy en día, es muy habitual que los niños cuenten con sobrepeso a causa de la cantidad de actividades que realizan sentados: estudiar, los deberes y pasatiempos como los videojuegos, Internet y las redes sociales e, incluso, la lectura. Por todo ello, desde pequeños hay que inculcarles el valor y la necesidad del deporte, para que no se encuentre a ellos mismos teniendo que someterse a tratamientos con productos como synvisc a causa de dolencias en las articulaciones.

Por ello, te traemos algunos consejos para que inicies a tu peque en el mundo del running:

Corre con él

Haz que empiece a concebirlo como una actividad en familia, divertida, que os ayudará a conectar. Además, realizar deporte contigo hará que se sienta más seguro. Abre la marcha y que corra a tu lado; nunca, detrás o demasiado delante, puesto que no debes perderlo de vista.

Competiciones

Hay quien dice que los niños no deberían correr en competiciones, pero no es cierto. Los mayores de 7 años que han corrido, como mínimo, una vez por semana durante 3 ó 4 meses son capaces de correr o caminar 5km. Lo más importante es que le haga ilusión entrar en la competición.

Menos de 6 años

A estas edades, lo ideal es jugar a pillar o echar carreras con padres, hermanos o amigos para empezar a iniciarlos en el mundo del atletismo. En caso de optar por esto, los segmentos a recorrer deberían durar entre 10 y 20 segundos, y se debería caminar

by